Blogia
La casa loca

Si corres...te lo comes

Literalmente, los radares fijos son nuestros mayores amigos para aquellos que conducimos usando el cerebro. En cambio para los que conducen con la punta del nabo, les pasa lo que veis aquí...que te flashean!

Sin comentarios, hay que ser un poco cabrón, con perdón, pero es la verdad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres